Triple Balance
07/01/2016

Sannas

Una Asociación Empresarial que pretende extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social.

Somos empresas críticas con la forma clásica de medir la rentabilidad. Un balance económico tiene limitaciones evidentes para determinar si una empresa está contribuyendo a la felicidad de los agentes con los que trabaja: socios, trabajadores, clientes, proveedores, medio ambiente, etc.

Queremos ser empresas prósperas. Para ello, nos preocupamos por tener un balance económico saneado, pero también trabajamos por que lo sea nuestro balance ecológico y social con el entorno y las personas con las que nos relacionamos.

MANIFIESTO:

I. La Identidad de SANNAS: Lo que somos

La asociación SANNAS, conformada por entidades de diferentes dimensiones, sectores, ámbitos y orígenes, tiene por vocación fundamental dar voz a organizaciones empresariales conformadas dentro del marco de una economía basada en los pilares del Triple Balance (Económico-Ecológico-Social).

SANNAS, nacida de la empresa y para la empresa, busca así constituirse como una escuela de pensamiento empresarial, apoyándose en el conocimiento acumulado por sus asociados pero también enriqueciéndose del acervo de otros colaboradores y agentes.

Por ello, la asociación aspira además a ser una plataforma de divulgación de los distintos estudios, herramientas, casos, etc. que en su labor vaya generando, así como a convertirse en un lugar de encuentro profesional vivo y libre.

II. El Valor de SANNAS: Lo que hacemos

La asociación SANNAS considera que cualquier organización empresarial, entendida como unidad básica de producción de bienes, servicios o ideas, es pieza clave en la creación de riqueza y una herramienta transformadora del entorno y la comunidad de los que forma parte, teniendo su actividad un impacto en los tres ámbitos que componen el Triple Balance: económico, ecológico y social. Ese impacto puede ser medido con la ayuda que nos proporcionan los indicadores de la gestión empresarial clásica, pero también con otros nuevos destinados a evaluar variables hasta ahora desatendidas o poco estudiadas, especialmente en lo relativo al medio ambiente y al campo de lo social.

En este sentido, SANNAS define los tres ámbitos mencionados de un modo radical, es decir, buscando en las raíces de las palabras su verdadero significado:

  • Economía [de eco-:“casa” o “ámbito vital”; y –nomía, conjunto de “leyes” o “normas”]: Ciencia que estudia la forma en que los seres humanos emplean unos recursos escasos, pero susceptibles de usos alternativos, para la satisfacción de unas necesidades múltiples, que han de ser priorizadas.

 Por eso decimos que la Economía es la lógica de la elección, de la decisión entre diferentes alternativas.

  • Ecología [de eco-:“casa” o “ámbito vital”; y –logía, “estudio” o “ciencia”]: Disciplina encargada de analizar las relaciones de los seres vivos entre sí y con su entorno, inmediato, mediato o remoto.

  Por ello afirmamos que la Ecología es la lógica de la inteligencia en el uso de los recursos que la naturaleza generosamente nos ofrece.

  • Sociedad [de societas, -atis, “compañía”]: Agrupación natural o pactada de personas, que constituyen unidad distinta de cada uno de sus individuos, con el fin de cumplir, mediante la mutua cooperación, todos o alguno de los fines de la vida.

   De aquí nuestra creencia en que la Sociedad lleva implícita la lógica de la colaboración y del consenso.

Todas estas disciplinas estuvieron relacionadas en sus orígenes con una más importante, que las engloba: la Ética. En SANNAS pensamos que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas desde los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados –o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística.

Hubo un tiempo para los profetas y otro para los artistas; uno para los descubridores y otro para los científicos. Esta era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social.

III. El Reto de SANNAS: Lo que de ti queremos

Conocimiento, comunicación, encuentro: esto es lo que te puede ofrecer SANNAS.

Y esto es lo que de ti demanda:

  • aprender lo que todavía no sabes, al tiempo de aportar lo que ya sabes;
  • decir siempre un sí delante de un no; sumar antes que restar; admirar antes que criticar;
  • buscar soluciones para cada problema; poner el esfuerzo y el ánimo en un proyecto común; construir con optimismo y
  • colaborar en la elección y uso de los recursos precisos que nos encaminen al bién común, cada uno a su escala y en su entorno, ilusionados sin hacernos inalcanzables ilusiones, sin prisa pero sin pausa.

Lo que te ofrecemos

Sannas te ofrece un lugar de encuentro en el que se debata, se reflexione, se forme, se proponga, y se conozcan tanto las iniciativas propias de las organizaciones socias como lo que otras hagan en pro de la sociedad que queremos, localmente o en cualquier parte del planeta. Muchas son las entidades socias que operan en distintos países.

Sannas te ofrece sumarte a los grupos de trabajo existentes (pensamiento estratégico, formación, eventos, proyectos, etc…) o si quieres abrir un nuevo campo en torno al Triple Balance, es con mucho gusto que puedas encontrar tu lugar.

Igual que esos buenos caminantes que hacen, como nos enseñó el poeta, camino al andar.

http://sannas.eu/