BLOG
05/02/2016

El Efecto Dandelion

El Efecto Dandelion: alargar el ciclo de vida de un producto... ¿SI o NO?... ¿cómo?

 

Cada cierto tiempo salen a la luz nuevos modelos de negocio basados en la reutilización de la materia prima. Alargar el ciclo de vida de un material transformándolo en un nuevo producto es una causa noble, sin duda. En una sociedad de consumo frenético y planificado, todo producto tiene fecha de caducidad, sea cual sea el motivo. Cuando llega este final, es momento de decidir qué hacer con el producto. Pero...¿de quién es esta responsabilidad?. Durante un tiempo estuve trabajando en una empresa de impresión en gran formato. Fabricábamos lonas que cubrían edificios enteros con creatividades publicitarias de todo tipo. Una vez que se finaliza la acción, las lonas se recogen y se almacenan hasta que son enviadas a una planta que las "procesa", certificando un bajo impacto medioambiental. Estas lonas están fabricadas con PVC (alrededor del 70% del total) y, en consecuencia, contiene un alto porcentaje de cloro, que es tóxico para el medioambiente. Por otro lado, este material requiere de poca energía para ser reciclado de forma mecánica y ser transformado en otros productos, alargando así la vida útil de la propia materia prima a un bajo coste. Por lo tanto, si sabemos dónde se encuentra el material y en qué se ha convertido, podemos controlar su impacto medioambiental. Pero... ¿qué ocurriría si estos grandes trozos de PVC los convertimos en miles de pequeñas piezas y las distribuimos sin ningún control?, ¿qué ocurre si una de estas lonas gigantes las convertimos en miles de nuevos productos que van a parar a cientos de nuevos usuarios?. Ocurre el efecto "Diente de león" o "efecto espora". Este material tóxico se esparce tras una gran explosión creativa y su impacto medioambiental dependerá de las decisiones que tomen los usuarios finales. Alargar el ciclo de vida de los materiales convirtiéndolos en nuevos productos es necesario pero... ¿sabemos lo que estamos comprando?, ¿nos están informando bien?, ¿sabemos qué hacer con ello cuando no queramos usarlo más?.

Mariano Ramírez

PRAXXIS