Emprendedor+s
15/04/2017

Emprendimiento Sostenible

Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social

Teresa Jular_  Laurent, quienes hemos sido tus alumnos y colegas, sabemos muy bien que dedicas la mayor parte de tu tiempo a dar apoyo, a través del diseño y el business management, a proyectos de emprendimiento. ¿Cuántos años hace que tu empresa, Praxxis, acompaña emprendedores?

Laurent Ogel_ Remonta a casi 20 años, los que cumplirá Praxxis el año que viene, aunque podríamos decir que ya antes me estaba dedicando a esto mismo sin que tuviera ese nombre. Vine de Bruselas en el 92 para trabajar, junto con otros cuatro mentores, en el primer Plan de Empleo de la Comunidad de Madrid, para el diseño de empresas creadas por jóvenes.

TJ_ ¿Cuánto ha cambiado la situación de entonces a hoy?

LO_ No tanto en la práctica como en los conceptos, pues montar un negocio propio estaba relegado a un segundo o tercer plano. Antes primaba el modelo de la nómina a fin de mes con sus pagas extras respectivas. Hemos pasado del modelo "todos asalariados" al "todos a emprender", sin conocimiento de nuestras élites políticas y administrativas de lo que significa emprender, pues son muy pocas las que lo han experimentado, quedándose en estereotipos cuando no en un desconocimiento casi total de la realidad.

 

TJ_ También sabemos que Praxxis tiene una amplia trayectoria en acompañar emprendedores con discapacidad. ¿Cómo surgió esa especialización, si es que puede llamarse tal?

LO_ El primer caso de mentoring a personas con discapacidad remonta a unos 10 años. Coincidió con trabajos con personas de las Industrias Culturales y Creativas, tratando de modelar negocios con sentido e impacto. En el mundo del diseño y la cultura, siempre se ha ido buscando oportunidades debajo de las piedras. Eso mismo lo encontré en los emprendedores con discapacidad, esas mismas ideas y fuerza para buscar salidas profesionales debajo de las piedras.

TJ_ ¿Qué has descubierto en estos años de trabajar con emprendedores con discapacidad?

LO_ Lo más relevante es sin duda su resiliencia, con pasiones e ideales a cuestas, para imaginar caminos diferentes. Detrás de cada Plan de Empresa, hay dos PV, una Propuesta de Valor y un Plan de Vida.

TJ_ También te hemos oído declarar muchas veces que Praxxis trabaja desde las capacidades. ¿Quiere eso decir que no hay ninguna diferencia metodológica, que se usan las mismas herramientas en todos los casos?

LO_ Efectivamente, la metodología es solo una. Sirve para cualquier emprendedor o emprendedora, con el apoyo de 44 expertas y expertos en innovación social y disponiendo de un kit muy amplio de herramientas que en estos años hemos ido diseñando o adaptando para acompañar en el “dónde estoy, qué quiero y a dónde voy”. Herramientas como el Árbol Estratégico, el Triple Balance, matrices de toma de decisiones estratégicas y Cuadros de Mando Integral que tienen en cuenta el impacto social, económico y ecológico.

 

TJ_ ¿Cómo describirías brevemente la construcción de la sostenibilidad que Praxxis defiende? ¿Dónde está el quid para diseñar proyectos vitales que sean “alternativas reales y sostenibles”, como has enunciado en algún momento?

LO_ Cuidado con el término sostenibilidad que, por su exagerado uso, está perdiendo fuerza, como le pasa a innovación. La sostenibilidad para nosotros debe tener sentido: todo negocio se sostiene desde la persona que emprende para las personas, sus clientes, sus usuarios; y protegiendo nuestro entorno y, por extensión, nuestro planeta. La sostenibilidad está estrechamente ligada a lo que llamamos la Ecología de la Persona. Hemos diseñado varias herramientas, como el Ecualizador y el Abanico, porque en todo proyecto de emprendimiento la ecología emocional, relacional y material es fundamental.

TJ_ Entre los clientes más importantes de Praxxis en España está Fundación ONCE y su agencia especial para el empleo, Inserta, para los que han sido concebidos muchos proyectos. ¿Cuáles te parecen los más destacables, por innovadores o estratégicos?

LO_ No me apetece destacar ningún proyecto. Es muy habitual en el mundo de las start-ups destacar una, cuando al mismo tiempo han surgido cientos de proyectos geniales. De hecho, siempre decimos que un proyecto no es ni pequeño ni grande. Cuando son proyectos que parten de las personas para las personas, todos son importantes. Y en ese camino, estamos con Fundación ONCE | Inserta, actor imprescindible en pro de la integración socio-laboral de personas en situación de riesgo, en particular las personas con discapacidad. Y el trabajar juntos ha permitido demostrar que las barreras que encontramos son las que nos ponemos, las que construimos,... que sí es posible encontrar caminos sin barreras. Fácil no es, posible sí. Hace varios años que colaboramos con Inserta|Fundación Once y otras alianzas de valor. No tendría sentido trabajar cada por su lado.

TJ_ En verano del año pasado Praxxis se presentó a la licitación de Fundación ONCE | Inserta para desarrollar un programa de asistencia técnica para personas con discapacidad que, por primera vez, era de ámbito nacional. Praxxis contaba con una metodología probada, conocía muy bien las necesidades de este cliente y, sobre todo, las de muchos emprendedores de toda España. Es un hecho que para este proyecto había que conseguir un equipo de personas expertas, con experiencia demostrable para cada una de las 17 comunidades autónomas del estado. ¿Cómo se ha resuelto este nuevo desafío para Praxxis, con qué aliados contáis en este momento?

LO_ Esa última licitación era y es un desafío que solos no podemos abordar, se debe contar con todas las personas y agentes que creen y piensan que crear un negocio no es un business plan de 40 páginas, sino hojas de ruta que entre todos debemos diseñar y juntos emprendemos nuevos caminos. Bajando primero las escaleras, desde lo que llamamos el design 4.0, con enfoque estratégico; luego el design 3.0, centrado en el diseño de modelos; a continuación el design 2.0, que es el enfoque táctico, y el 1.0, que es lo operativo. Para, una vez puestos los pies en el suelo, eso sí, con la mirada alta, poder emprender ese camino que queremos.

Y ese trabajo lo hacemos con un equipo de 40 profesionales, con los mejores mentores de cada comunidad autónoma, que desde hace años trabajan por un mundo inclusivo. La fuerza de ese equipo es su multidisciplinariedad; son personas comprometidas y con mucha experiencia, cada una en su campo. ¡Ah! Y todas han creado muchas empresas, incluidas las propias. ¡Fundamental!

TJ_ Ganado el concurso, con  44 expertos de Praxxis conectados con una veintena de técnicos y dinamizadores de Fundación ONCE | Inserta ¿qué podemos esperar de este acompañamiento a emprendedores con discapacidad de toda España?

LO_ Lo primero es que, como ya se ha demostrado, no hay en principio sector en el que un profesional con discapacidad no pueda emprender. Es más, hemos acompañado negocios innovadores con alto impacto desde determinadas capacidades. Uno de los retos este año es generar en torno a 250 nuevos empleos. Otro desafío es hacer un uso eficiente de los recursos puestos a disposición por Fundación ONCE | Inserta y por el Fondo Social Europeo, con una inversión a largo plazo en diseño de herramientas, conocimiento compartido y sistemas para construir una comunidad conectada. La inversión realizada apunta un retorno a 3 años, de hecho los planes de negocio que codiseñamos van entre 3 y 5 años, algunos hasta 10. Otra métrica importante que barajamos es el índice de supervivencia a 3 años, apuntamos un 70%.

En el programa participan 44 profesionales, con una estructura de 6 personas con alta dedicación para coordinación, gestión, apoyo, comunicación y diseño. Link a equipo: http://www.triplebalance.net/expertos/